Ayrton Senna, es leyenda!

Por Sergio Santos

Desde el inicio en que la máxima categoría del automovilismo comenzó a recorrer cada rincón del mundo, comenzó a tener seguidores desde todos los rincones del planeta. Tanto así que hay nombres de históricos pilotos que son estandartes de países que quizá hoy no tenga representantes en sus filas. Por el lado europeo son una infinidad de nombres que tuvieron el privilegio de subirse a un monoplaza y competir en una carrera de Fórmula 1.

Por el lado de América, la lista no fue tan prolongada como la europea, pero voy a detenerme en uno en el cual doy comienzo a una serie de artículos dedicados a nombres históricos que dejaron marcada a fuego la historia del automovilismo.

Ayrton Senna da Silva nació en el Hospital Maternidad Pró-Matre de São Paulo, el 21 de marzo de 1960. Hijo de Milton da Silva y de Doña Neyde Senna, era además el segundo de dos hermanos más: Viviane Senna y Leonardo Senna.

Milton, su padre, siempre fue el primero en decir que jamás planeó o soñó que su hijo se convertiría en un piloto de carreras, aun cuando construyó para él, en seis meses, un karting  con frenos a disco y un motor extraído de una picadora de caña que le permitía alcanzar una velocidad de hasta 60 km/h. Al comienzo, era incluso un juego más para su hijo inquieto y agitado; el kart iba a ser, por lo tanto, un juguete. Una alternativa a las bicicletas y los carritos de rodamiento que usaban los niños de la época, y a la que, sin embargo, con el paso del tiempo Ayrton fue tomando el gusto y en la que cada vez era más frecuente verlo correr.

Cuando el pequeño entró al kart por primera vez, la ternura que inspiraba dio paso a la incredulidad. João Alberto, un vecino seis años mayor que Senna, amigo de su hermana Viviane, estaba entre las personas que presenciaron la primera vez que Ayrton se ajustó en el banco anatómico del kart fabricado por su padre y corrió: Dijo Senna: «Tenía solo ocho años y la mayoría de los otros tenía 15, 18 e incluso 20 años. Las posiciones en la parrilla se determinaban por sorteo. Ponían unos papelitos con números dentro de un casco. Por ser recién llegado, fui el primero en agarrar un papel al azar. Yo esa vez saqué el número 1».

Ayrton Senna entró oficialmente en una competición de Karting por primera vez a los 13 años.​ En 1973 ganó el Campeonato Paulista de Karting pese a que, según revela Mario Sérgio de Carvalho (principal rival de Senna en dicho certamen) en la biografía «Ayrton, o herói revelado» («Ayrton, el héroe revelado»), el campeonato se le adjudicó a él y no a Senna. En 1977 se hizo con el máximo trofeo en el Campeonato Sudamericano de Karting consiguiendo el título en el kartódromo Luis P. Serra de San José, Uruguay.

Fórmula 1, Carreras memorables

Gran Premio de Mónaco de 1984: Bajo la lluvia, y a bordo del modesto Toleman Hart realizó una gran actuación. Superó a pilotos que conducían monoplazas muy superiores al suyo. Pudo haber sido su primer logro en F1, pero llegó segundo tras suspenderse la competición en el momento en que Senna iba a por el McLaren de Alain Prost.

Gran Premio de Portugal de 1985: Consigue su primer éxito en F1 bajo la lluvia de Estoril. Ayrton manejaba un Lotus impulsado por un motor turbo de la casa francesa Renault.

Gran Premio de Japón de 1988: Saliendo desde la pole se le cala el motor, cuando consigue arrancarlo ya es 14º. Realizando una gran remontada, gana la carrera y el título de ese año, a bordo de un McLaren-Honda.

Gran Premio de Japón de 1989: en la lucha por su bicampeonato con Alain Prost, ambos colisionan en la chicane Casio de Suzuka. Prost abandona y Senna regresa ayudado por los comisarios del circuito y acortando la chicane, cruzando el primero bajo la bandera a cuadros. Fue descalificado y, al ser también incapaz de puntuar en la siguiente y última prueba del Mundial ( Australia) al sufrir otra colisión, Alain Prost ganó el título.

Gran Premio de Japón de 1990: tras el inicio de la carrera Ayrton choca con Prost que pilota para Ferrari, en la primera variante. Ambos abandonan pero esta vez es Senna quien consigue el título.

Gran Premio de Brasil de 1991: Senna ganaba con comodidad, pero su McLaren se ve afectado por un problema en la caja de velocidades. Esto motiva que Senna realice un enorme esfuerzo físico para correr únicamente en sexta marcha. Gana la carrera, pero bajando de su monoplaza exhausto.

Gran Premio de Mónaco de 1992: corría en la primera posición, perseguido por Nigel Mansell que pilotaba un Williams-Renault FW14B. El brasileño soporta todos los ataques del británico por varias vueltas y se lleva la carrera.

Gran Premio de Europa de 1993: en una carrera bajo lluvia Senna parte en 4º posición llegando 5º a la primera curva y en esa misma primera vuelta consigue adelantar a los 4 monoplazas que le preceden poniéndose en primera posición. Ganó con autoridad frente a los Williams en el circuito de Donington Park. En esa temporada estaba permitida las ayudas electrónicas tales como el control de tracción y la suspensión electrónica.

Accidente mortal, Gran Premio de San Marino de 1994

Durante la temporada 1994 Senna seguía incómodo con el habitáculo del coche. Por eso solicitó una modificación en el mismo para lograr la comodidad deseada. Durante el Gran Premio de San Marino de 1994, en Imola el 1 de mayo de 1994 se produjo un gran accidente a la salida y tuvo que ingresar el coche de seguridad que era mucho más lento que los coches en pista. Esto solamente aumentaba las ansias y la desesperación de Senna de poder avanzar rápido (se veía que le hacía señas al Coche de Seguridad para que fuera más rápido).

La carrera se reanudó en la vuelta 6. En la vuelta 7, el automóvil no tomó la curva Tamburello, sino que salió de la pista en línea recta aproximadamente a 305 km/h e impactó brutalmente contra un paredón de cemento a 218 km/h. La rueda delantera derecha se desprendió y golpeó su casco, mientras que un perdigón de la llanta delantera le atravesó el casco y la visera, ocasionándole fracturas en el cráneo con pérdida de masa encefálica. Si el perdigón hubiera pasado 2 cm más arriba, Ayrton seguiría vivo.

Tras el choque, Senna, con serias heridas en el cráneo, yació inconsciente a la espera de que la carrera fuera abortada y la asistencia médica se acercara hasta el vehículo. Fue necesario hacerle una traqueotomía in situ hasta que, minutos más tarde, fue trasladado en helicóptero al hospital Maggiore de Bolonia, donde permaneció en coma inducido algunas horas. Poco después, se confirmó su muerte cerebral, aunque todo apunta a que sufrió una muerte instantánea en el golpe. Al final, la carrera la ganó Michael Schumacher.

Este hecho ocurrió un día después que otro piloto, el austríaco Roland Ratzenberger, falleciera durante la clasificación en la curva Gilles Villeneuve.

La causa aparente de que el Williams FW16 del brasileño saliera despedido hacia el paredón de la curva de Tamburello fue la rotura de la barra de dirección de su monoplaza. Esto no se comprobó en el juicio que tomó varios años en Italia. El caso se reabrió años después, para que finalmente en 2007 se declarara que fue la rotura de la columna de dirección la causa del accidente, pero debido al tiempo transcurrido, no hubo ninguna acción legal contra Patrick Head. El equipo Williams nunca aceptó su responsabilidad, tampoco los ingenieros encargados de la pobre modificación de la columna de dirección que Senna había solicitado previamente, la cual fue de muy mala calidad, ocasionando que Senna se quedará prácticamente sin control del monoplaza justo en la curva mencionada. Hubo otras teorías como que la causa fue que el monoplaza perdió altura debido al enfriamiento de los neumáticos por la salida de coche de seguridad lo cual causó una pérdida de presión en los mismos provocando una pérdida de adherencia al hacer contacto el chasis con la pista (incluso se vieron saltar chispas del coche antes del impacto). Cabe también decir que lo que acabó con la vida de Ayrton no fue la desaceleración brutal que resistió, calculada en 4 g (4 veces la aceleración gravitacional). La causa de la muerte habría sido el daño que sufrió en la base del cráneo por causa de un brazo de suspensión, una barra de metal larga y delgada que, todavía unida a la rueda, atravesó el casco justo en el punto de cruce de la visera y se incrustó en la cabeza del piloto.

A su funeral acudieron pilotos de la talla de Jackie Stewart, Alain Prost, Emerson Fittipaldi, y Ron Dennis.

La lección aprendida del accidente cambió el deporte del motor profundamente, contribuyendo sin duda a salvar muchas vidas desde entonces.

El 1 de mayo de 1994, comenzó la leyenda…..

 

*algunos resúmenes extraídos de la Biografía Oficial de Ayrton Senna.

Artículos Relacionados

4 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  • https://one.cloudstreaming.eu:8504/stream
  • The Hit Radio