CAMBIOS EN EL NASCAR desde el 2019

NASCAR ha vuelto a intentar realizar cambios en sus coches para buscar la emoción que en teoría le faltan a algunas carreras.

El organismo de carreras de stock car se encuentra en un complicado proceso de venta y posible evolución en el que la acción en pista y el forzado máximo a las banderas amarillas han sido los protagonistas de 2018, además de los dominios de actores muy principales como Kyle Busch, Kevin Harvick o Martin Truex Jr. 2019 será un año decisivo para el futuro de la compañía a largo plazo y el producto en pista será una demostración de ello.

La primera y gran novedad será la eliminación de los restrictor plates, que se usaban en Daytona y Talladega desde 1987 y tendrá su teórica última aplicación en la Daytona 500 de la próxima temporada. En su lugar se usará el llamado tapered spacer, un restrictor plate más pequeño cuyo objetivo será reducir la potencia de los coches de la Monster Energy Cup Series de 750 a caballos a 550. En otros circuitos se usará conductos más amplios para generar más apoyo aerodinámico y que los coches puedan seguirse mejor, opción que se utilizará cuanto más grande sea el trazado a partir de una milla.

Se espera que en Daytona y Talladega se usen los tapered spacers y no hagan falta los nuevos conductos, que estarán en todas las carreras menos en las de Pocono, Atlanta, Darlington, Homestead por sus características especiales. En los circuitos ruteros y short tracks (Martinsville, Bristol y Richmond) no se usará ninguna novedad, ni los spacers ni los conductos amplios. El spoiler trasero será más alto y el splitter delantero más grande, buscando un mayor agarre aerodinámico y una mayor implicación del rebufo que se diferencie de la reducción de aero buscada entre 2015 y 2018. También se aplicará una reducción de tests, tanto generales como de neumáticos con Goodyear.

Hemos trabajado durante dos años con los equipos, fabricantes, motoristas y pilotos para conseguir este nuevo pack“, explicó a la prensa Steve O’Donnell, vicepresidente ejecutivo de NASCAR. “Intentamos recuperar la esencia: competición cercana y en paralelo sin dejar de evolucionar. La reducción de potencia y una mejor relación con el apartado aerodinámico debería ayudar a los pilotos a manejar mejor la situación y de forma más emocionante, especialmente en circuitos de milla y media”.

“Es importante que el aficionado medio se fije primero en lo que pueda ocurrir porque algunos pilotos están conformes con estas medidas y otros no. Hay que centrarse en lo más importante, que son los propios pilotos. Son nuestras estrellas y hay que maniobrar a favor del espectáculo que puedan dar en equilibrio con su coche y la aerodinámica que reciban. Cuando veamos cómo reaccionan los pilotos a esta nueva reglamentación, comprobaremos su capacidad al volante y podremos determinar quien es el mejor equipo”, concluyó O’Donnell.

Fuente: Diario Motor

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  • https://one.cloudstreaming.eu:8504/stream
  • The Hit Radio