WEC: PARA TOYOTA, LAS NUEVAS REGLAS BENEFICIARÁN A LOS PRIVADOS

La casa japonesa, en la voz de Pascal Vasselon, su director técnico, cree que con las nuevas reglamentaciones técnicas es posible que los equipos privados puedan ganar en la nueva clase mayor del World Endurance Championship (WEC), que dejará de llamarse LMP1 desde la temporada 2020/2021, cuando los nuevos prototipos ‘Hypercars’ entren en vigencia.

El próximo reglamento técnico del WEC, en su categoría principal, pueden generar un mayor equilibrio entre los fabricantes y los equipos privados, al menos eso piensan en Toyota. Según Vasselon,  director técnico de Toyota Motorsport GmbH, es una “oportunidad real” de obtener una victoria para los emprendimientos sin apoyo de marcas.

“No se pueden limitar los costoss, pero se puede asegurar de que no se puede comprar una gran ventaja. Esa es la parte realmente innovadora de las nuevas reglas y es un concepto que logra gran parte de lo que necesita el automovilismo”, le indicó Vasselon a Motorsport.com.

De acuerdo a lo publicado por al FIA en Junio pasado, los ‘hypercars’ tienen como objetivo reducir los presupuestos a un cuarta parte del nivel gastado por Toyota, Porsche y Audi en la era híbrida LMP1 al establecer niveles máximos de carga aerodinámica y niveles mínimos de resistencia. El presupuesto objetivo sugerido por la FIA y el promotor de WEC, el Automóvil Club de l’Ouest (ACO), que están diseñando conjuntamente las reglas, es de entre 25 y 30 millones de euros por temporada.

Los privados también podrán adquirir un sistema híbrido completo de los fabricantes que desarrollen la unidad única de recuperación de energía del eje delantero que se permitirá a partir de 2020/21.

Según Vasselon, se puede invertir menos dinero y ser más competitivo: “Puedes alcanzar un rendimiento alto sin gastar demasiado. Los objetivos reducen la necesidad de desarrollo y son alcanzables a un nivel asequible”. Los comentarios de Vasselon llegan en un momento en el que Toyota, el único fabricante que queda en LMP1, ha aplastado a los privados en el WEC y, encima, fueron excluídos de las 6 horas de Silverstone por infringir el reglamento técnico de la especialidad.

En cuanto a los fabricantes privados, se sabe que Oreca y Dallara, que respectivamente han fabricado el Rebellion R-13 y el BR Engineering BR1 de SMP Racing, están involucrados en las conversaciones sobre la normativa de los ‘hypercars’. De momento, el WEC no ha podido conseguir igualar a Toyota con los privados, a pesar de los esfuerzos por la ‘Equivalencia de Tecnología’.

Las limitaciones en el rendimiento aerodinámico son el núcleo de las reglas del concepto para la clase mayor del Mundial de Endurance, lo que permitirá a los fabricantes competir con prototipos que parecen deportivos porque el túnel del viento no define su forma general. Eso es parte de la estrategia que tiene la especialidad para hacer que la categoría sea más atractiva para los fabricantes, siendo Toyota el único en la clase principal, quitando a quienes participan en las clases de GTE.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  • https://one.cloudstreaming.eu:8504/stream
  • The Hit Radio